Club de Lectura Octubre 2014

Obra: “Dispara, yo ya estoy muerto”            Autora: Julia Navarro

Fecha: 16 de Octubre de 2014                   Hora: 20:00 h.                Asistentes: 14

Lugar: Hotel “Torremar” de Torre del Mar       

Resumen de la obra

Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro, autora de otras novelas de éxito de la narrativa española como La sangre de los inocentes o Dime quién soy, es la apasionante historia de dos familias – los Ziad (árabes) y los Zucker (judíos) – que persiguen sus sueños y luchan por sobreponerse a su propio destino. Una intensa y emocionada crónica de una saga familiar que ahonda en el vértigo de la condición humana al tiempo que propone una conmovedora reivindicación de que por encima de las patrias están las personas. Julia Navarro propone una ambiciosa novela de personajes, donde sus vidas se entrelazan con momentos clave de la historia. Varsovia, San Petersburgo, Jerusalén, París… son algunos de los escenarios de esta novela que, desde su enigmático título hasta su sorprendente final, esconde más de un misterio, mucha aventura y emociones a flor de piel. Hay momentos en la vida en los que la única manera de salvarse uno mismo es muriendo o matando. Marian Miller, cooperante de una ONG, debe realizar un informe sobre los asentamientos ilegales de los judíos en territorio palestino. Para ello pretende recoger las versiones de ambos lados, una decisión que la llevará a citarse en Jerusalén con Ezequiel Zucker, un anciano que tiene, como tantas personas, muchas cosas que contar e, incluso, algún secreto que ocultar… Así, como si se tratara de un enorme puzle en el que encajar muchas y complejas piezas, el viejo Ezequiel le irá relatando la historia de su familia, mientras ella le ofrecerá la versión árabe. Una obra que ayuda a comprender el origen del conflicto palestino – israelí.

Resumen de la sesión

Iniciamos la reunión viendo unas diapositivas basadas en un artículo elaborado por BBC Mundo titulado “10 preguntas para entender por qué pelean israelíes y palestinos” donde comprobamos la fidelidad del libro con los hechos históricos reales. Unos mapas comparativos de la zona ocupada por palestinos e israelíes desde el año 1.946 hasta la actualidad, nos muestran como éstos han ido ocupando a través de diferentes conflictos bélicos la mayoría del territorio ocupado en principio por los árabes.

La aceptación de las fronteras entre los dos países y que los palestinos reclaman como las anteriores a la guerra de 1967, la eliminación del bloqueo de Gaza, el final de los asentamientos judíos en Cisjordania y la recuperación (y posterior reconocimiento por parte de Israel) de Jerusalén Oriental como capital de los palestinos, son los puntos principales en los que se basa la solución de este complicado conflicto.

Respecto a la obra literaria, hubo disparidad de opiniones. Hubo quien manifestó que le resultó excesivamente larga: “Le sobran 500 páginas …” y quien lo justificó en base al largo período de tiempo que abarca el libro al narrar la historia de las dos familias, los Ziad y los Zucker que se inicia a finales del siglo XIX con las persecuciones a los judíos en la Rusia de los zares y finaliza un siglo después.

Para algunos, el sorpresivo final es provocado por la autora como una salida novelesca a un relato que, hasta ese momento, podría ser considerado fielmente histórico.

Otra crítica fue el de las dificultades que tiene el libro para seguirlo fielmente, debido a la cantidad de nombres que salen relacionados con las dos familias. Este hecho fue contrapuesto por quienes consideraron que la autora ayuda a esta dificultad interrelacionando los parentescos de ambas familias con cierta frecuencia.

Resumiendo: a una gran mayoría les ha gustado este libro por tocar un tema que por desgracia está de actualidad y donde la autora, acertadamente, no toma partido por ninguna de las dos partes, limitándose a narrar las circunstancias históricas de la llegada de los judíos al territorio ocupado mayoritariamente por los palestinos a principios del S. XIX.

 “—¿Crees que algún día árabes y judíos podremos volver a vivir juntos? —le preguntó Aya mientras se secaba las lágrimas.

—Sólo cuando haya tantos muertos que resulte insoportable una muerte más. Entonces los hombres se sentarán a hablar.” (p. 856)

Este diálogo podría ser un resumen de los deseos de muchos palestinos y judíos, aunque la cruel realidad, hoy por hoy, lo hace inviable.

 

Próximo libro: “ Los perros y los lobos” de Irene Nemiroski. Jueves  20 de Noviembre en el Centro de Adultos de Vélez,sede de la SAC, al estar cerrado el Hotel Torremar.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *